La Fiscalía Federal de Villa María pidió elevar a juicio la causa contra Viaut

Durante las últimas, desde la Fiscalía Federal de Villa María pidieron la elevación a juicio de la causa que se le sigue al fiscal federal de San Francisco en uso de licencia, Luis María Viaut, quien está acusado de pedir dinero a cambio de solucionar problemas judiciales.

Además del magistrado, también solicitaron esta medida para un empleado de la justicia federal de la ciudad del este cordobés, Darío Fabián Rivarola, así como para Gerardo Agustín Panero de Las Varillas, Víctor Hugo Brugnoni de Laborde y Walter Gustavo Fattore de Pozo del Molle.

Dos hechos motivan el pedido

Uno de los hechos que motivan la acusación tiene que ver con la cooperativa tambera Las Cañitas de la localidad de El Tío, en donde Viaut a través de Rivarola habría pedido dinero para resolver un problema legal de esa institución. En el marco de esa presunta investigación penal que llevaba a cabo la fiscalía federal de San Francisco contra la entidad se hicieron varias reuniones, en donde el empleado judicial habría pedido dos millones y medio de pesos para cajonear la causa.

Sin embargo, las autoridades de la cooperativa decidieron realizar una denuncia, ya que entendían que no tenían nada que ocultar y estaban tranquilos en lo que hace la la responsabilidad penal sobre lo que estaban siendo investigados.

El otro hecho ocurrió el 23 de septiembre de 2020, cuando Rivarola, Panero y Fattore, se reunieron con Brugnoni en la ciudad de Las Varillas. Vale destacar que el oriundo de Laborde tiene un hijo que está detenido por abuso sexual y habría entregado la suma de 17.100 dólares, prometiendo dar más una vez que su hijo saliera en libertad.

Allí aparecen conversaciones telefónicas en las que hablan de las gestiones que intentaron hacer en la justicia ordinaria de Bell Ville, con el objetivo de que saliera en libertad el joven acusado de un grave delito, aunque todo parece indicar que sin éxito.

Por “compusión agravada” y “tráfico de influencias”

Por el caso de la cooperativa de El Tío, desde la fiscalía federal acusaron a Viaut y a Rivarola del delito de compusión agravada, que es cuando un funcionario del Estado pide dinero. Se trata de un ilícito muy especial, ya que quiere decir que pidieron la plata, no que recibieron la coima.

En cuanto al segundo hecho, referente al caso del hijo de Brugnoni, acusaron a Viaut y al resto de los participantes de tráfico de influencias, ya que como integrante de la Justicia federal tenía que influir en la Justicia provincial de Bell Ville para ver si liberaban al joven.

Cabe destacar que ahora lo que sucederá dependerá del juez, que puede disponer si confirma o no la elevación a juicio. En caso de que lo haga, se designará una cámara en la provincia de Córdoba para que juzgue al fiscal federal.

Sin embargo, con esta solicitud de elevación a juicio resulta llamativo un hecho, ya que después del allanamiento de diciembre de 2020 y pese a saber que los teléfonos estaban intervenidos Viaut mantuvo una conversación con alguien llamado Marcelo, presumiblemente oriundo de Buenos Aires, en donde explicó su situación legal.

En esa oportunidad, afirmó: “Sí, tengo el teléfono pinchado, salí diciéndole que ponga dos palos”. “Y no era para desaprovechar, ¿no es cierto?”, agrega riéndose en la comunicación telefónica, la cual formaba parte de la investigación en su contra.

Total
1
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts