San Francisco: Procesaron a cinco carniceros por adulterar carne con sulfito

La justicia federal de Villa María imputó a cuatro como presuntos coautores del delito de “asociación Ilícita” y al otro por vender la carne adulterada al público. El juez Rebak también decretó la falta de mérito para cuatro carniceros.

Según informó el portal digital de noticias de San Francisco, La Voz de San Justo, el juez federal de Villa María -a cargo del Juzgado Federal de San Francisco- Roque Ramón Rebak, procesó a cinco de los nueve imputados vinculados a la causa conocida como “carne con sulfito”.

Según trascendió, carne que estaba en grave estado de descomposición que supuestamente adquirían para alimentar a animales, era lavada, procesada y distribuida a diferentes carnicerías de la zona.

La imputación es por presuntos coautores del delito de “asociación Ilícita” y el procesamiento alcanza a Javier Rodolfo Besuzzo (47), María de los Ángeles Macagno (45), Gisel Soledad Valle (30) y Sergio José Valle (57), éste último sindicado como líder de la organización.

Fue procesado además, Maximiliano Valle (34), quien a sabiendas del mal estado en que se encontraban los animales que faenaban, vendía la carne al público. En su caso se le dictó falta de mérito en relación a la “asociación Ilícita”, pero se lo procesó “por poner a la venta sustancias alimenticias adulteradas de modo nocivo para la salud pública”, delito contemplado en el Código Penal.

La Justicia Federal también decidió trabar embargo sobre los bienes de los procesados. En el caso de Sergio Valle hasta cubrir los $ 100.000 y $ 50.000 -a cada uno- al resto. Si bien el magistrado no ordenó la prisión preventiva de ninguno de los procesados, sí les dictó una serie de requisitos para poder continuar en libertad el proceso. Según se pudo conocer, cada vez que a los imputados se los citó, comparecieron a derecho.

El juez Rebak también decretó la falta de mérito para procesar o sobreseer al resto de los imputados, quienes oficiaban de carniceros. Ellos son Christian Lucas Olmos Quiroga (22), Rogelio Albano Cabrera (53), Jonathan Ezequiel Córdoba (25) y Gerardo Ángel Novara (47).

La investigación por la presunta comercialización de carne en mal estado fue iniciada a mediados de mayo de 2019 por el entonces fiscal federal Luís María Viaut, investigación que luego continuó quien lo subroga en el cargo, la fiscal federal de Villa María María Marta Schianni.

Se secuestraron 2.771 kilos de carne vacuna en grave estado de descomposición

En ocasión de los allanamientos ordenados por el entonces juez federal Pablo Montesi, Gendarmería Nacional junto a inspectores del Senasa y de Bromatología de la Municipalidad de San Francisco, secuestraron 2.771 kilos de carne vacuna en avanzado estado de descomposición y no apta para el consumo humano. La investigación se inició a partir de la presentación de un testigo que informó que, en Colonia San Pedro, al norte del departamento San Justo, había un lugar que presuntamente funcionaba como criadero de cerdos, pero que en realidad era utilizado para depostar los animales muertos que adquirían en los campos.

A quienes les adquirían los animales les decían que iban a ser utilizados para alimentar porcinos, cuando en relación la carne era lavada, sometida a un proceso y trasladada a un domicilio de la ciudad de Frontera, desde donde se distribuía a diferentes carnicerías.

Total
35
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts